Más Cultura Ciudadana y menos medidas restrictivas para enfrentar la COVID-19

Adicional a las restricciones a la movilidad y al trabajo, que ya de por sí son unas limitaciones nunca vistas en tiempos reciente, se está volviendo reiterativo el uso de medidas adicionales como el Toque de queda y la Ley seca, en buena parte de los municipios del país, como táctica complementaria de los mandatarios locales para combatir la expansión del SARS COV-2, más conocido como el coronavirus.

Es como si los alcaldes estuvieran obsesionados con mantener bajo el número de contagiados. A toda costa, incluso, de la vida misma de los pobladores que sin importar si pierden o no su salud mental o su fuente de ingresos de forma permanente. Los empleos perdidos o el hambre no se publican diariamente en los noticieros, el número de contagiados por COVID-19 sí.

Día de la Madre, día del Padre y quien sabe cuántas festividades más de aquí a fin de año, han tenido de antesala una nueva cascada de medidas restrictivas de tipo paternalista, que pueden ser muy bien intencionadas pero que eliminan cualquier margen de libertad y autonomía para los ciudadanos, en un ejercicio peligroso y facilista para la democracia.

Y es que en la democracia se parte del principio del pueblo como gobernante último de su propio destino. Es por ello que se hace necesario, hoy más que nunca, hablar de cultura ciudadana, de autocuidado y de responsabilidad para, de la mano de la ciencia, vencer esta enfermedad que ha paralizado a nuestra civilización en el año 2020.

A continuación mi breve opinión en Consejo de Redacción sobre la decisión de buena parte de los mandatarios locales en Antioquia, de declarar, de nuevo, la ley seca y el toque de queda para este fin de semana:

Quién es Luis Fernando Suárez, Gobernador encargado de Antioquia

Antioqueño de pura cepa y odontólogo. Fue gerente del Hospital Mental de Antioquia, jefe en la Dirección de Seguridad Social de la Dirección Seccional de Salud de Antioquia, subgerente de Metrosalud y gerente de Uniban. Acompaña desde hace varios años a Aníbal Gaviria Correa, quien lo designó en distintas oportunidades como alcalde encargado de Medellín, durante el período 2012-2015, donde fue Secretario Privado y Vicealcalde de Gobernabilidad, Seguridad y Servicio a la Ciudadanía.

Actualmente se desempeñaba como Secretario de Gobierno y ahora ha asumido, encargado por el presidente Iván Duque, la Gobernación de Antioquia mientras se resuelve el caso del gobernador Aníbal Gaviria, detenido por orden de la Fiscalía General de la Nación, debido a un contrato de obra pública celebrado en el año 2005 y por el que Gaviria se ha presentado varias veces ante la justicia para dar las explicaciones respectivas.

Pero dejemos que sea el propio Luis Fernando Suárez el que nos cuente quién es, después de la pregunta de Carlos Andrés Naranjo -Director de DIVÁN POLÍTICO- y analista político del noticiero Consejo de Redacción de Teleantioquia:

La Fatiga del Comportamiento y el confinamiento por el coronavirus

¿En qué consiste la Fatiga del Comportamiento y cómo puede influir en la respuesta de la gente ante el confinamiento por el SARS-COV2 que produce la enfermedada COVID-19? Carlos Andrés Naranjo Sierra, director de DIVÁN POLÍTICO, lo explica en Consejo de Redacción de Teleantioquia.

Empresas de tecnología estadounidenses estarían borrando evidencias de crímenes de guerra

Ilustración de Lea Acadia de la revista Time.

El periodista Billy Perrigo de la sección de Tecnología de la revista Time ha publicado recientemente un artículo en el que revela que videos sobre crímenes de guerra en países como Siria, publicados en redes sociales como Facebook y YouTube estarían siendo eliminados por las compañías de tecnología norteamericanas.

Facebook confirmó que páginas al interior de su red social como el Ojo de Alhasakah fueron dadas de baja ya que presentaban lo que la red considera «contenido extremista». El contenido presentaba, entre otras cosas, un corto de un soldado de la oposición siria, grabado con su móvil, en el que se veía a tropas turcas caminando por una llanura del norte sirio, luego que la ciudad fuera abandonada por las tropas estadounidenses.

Después de ser notificado por la revista Time al respecto, Facebook restauró la página a principios de febrero del presente año, unas 12 semanas después, diciendo que el moderador había cometido un error. Algo similar ha sucedido con YouTube quien ha reconocido que desarrollaron un algoritmo que automáticamente detecta posibles contenidos propagandísticos de grupos terroristas.

«Los algoritmos se desarrollaron en gran medida en reacción al ISIS, que conmocionó al mundo en 2014 cuando comenzaron a compartir videos en línea de ejecuciones y batallas como propaganda. Debido a la forma muy real en que estos videos radicalizaron a los espectadores, la coalición liderada por Estados Unidos en Irak y Siria trabajó horas extras para reprimirlos, y alistó las redes sociales para ayudar. Rápidamente, las compañías descubrieron que había demasiado contenido para que incluso un gran equipo humano pudiera lidiar. (Más de 500 horas de video se suben a YouTube cada minuto). Entonces, desde 2017, hemos estado usando algoritmos para detectar automáticamente contenido extremista», afirmó un empleado de YouTube.

Lo cierto es que los algoritmos aún no logran reconocer con certeza si se trata de contenido extremista o una denuncia de violación de los Derechos Humanos en algún lugar del mundo. Incluso algunos videos pueden ser censurados por la denuncia de un numero significativo de usuarios que no quieren que se conozca una versión de la historia en cuestión, lo que constituiría una nueva forma de censura por los algoritmos o por las mayorías.

Sesiones online con los políticos en Colombia – El lado humano de la política

A %d blogueros les gusta esto: